Educación en Los Angeles: ¿Es que somos tontos?

La estadística que adjudica la necesidad de más tiempo para aprender inglés a alumnos hispanos que a armenios o coreanos debe considerarse solamente como un medio para enfocarse en el problema

Carmen Sánchez Sadek
07 de mayo de 2004

En este país, parece que las estadísticas son “divinas,” o sea, parece que los números se aceptan como bajados del cielo. Algo así como los Diez Mandamientos. En vez de servir como índices de los problemas difíciles que hay que enfrentar, las estadísticas se convierten en “los hechos”, en la verdad, en una realidad que no puede cambiarse. Un ejemplo reciente ilustra el caso.

Hace unos días, el periódico Los Angeles Times publicó un editorial dando las siguientes cifras basadas en los resultados de las pruebas estatales de lectura en inglés:

Para dominar el idioma inglés con buena fluidez los estudiantes hispanos necesitan ocho años, los estudiantes armenios sólo necesitan seis años y los estudiantes coreanos alcanzan la meta en cinco años.

Así expresados los resultados de las pruebas casi dan pie para concluir, aunque no lo quiera decir, ¡que somos tontos! ¿Qué les pasa a estos chavales latinos que no pueden aprender? ¿Por qué son tan “demorados” (algunos dirían “retrasados”) para dominar el inglés?

Así expresados los resultados de las pruebas casi dan pie para echarles la culpa por la falta de aprendizaje a los propios estudiantes hispanos, a sus padres, a la comunidad latina, y ¡a todos los latinos a quienes no les importa la educación de sus hijos o sobrinos o nietos o chamacos en su vecindario!

Así expresados los resultados de las pruebas excusan casi totalmente al Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD) de toda responsabilidad por las fallas de miles de estudiantes latinos, la enorme mayoría de los estudiantes en el distrito. ¡Qué fácil es echarle la culpa a otros! ¡Qué vergüenza que se publiquen tales estadísticas sin enfrentar los difíciles problemas que estas cifras marcan!

La verdadera pregunta es: ¿por qué existen tales discrepancias entre los estudiantes coreanos, armenios e hispanos? Si se piensa bien el significado de estas estadísticas enseguida surgen estas inquietudes:

  • Tanto el idioma armenio como la lengua coreana se escriben con símbolos totalmente diferentes a las letras del abecedario romano que se usan tanto en el inglés como en el español. El alfabeto que usamos en inglés tiene 26 letras todas iguales a las 30 letras con que escribimos el español —que tiene las cuatro letras adicionales ch, ll, ñ, y rr—
     
  • Tanto el idioma armenio como la lengua coreana carecen de palabras similares al inglés; en armenio y coreano no hay palabras que se escriban casi idénticamente, se pronuncien casi igualmente y que signifiquen lo mismo tanto en coreano o armenio y en inglés. En el idioma español y en la lengua inglesa existen por otra parte cientos de miles de palabras compartidas, que son casi idénticas como dentista/dentist, o clases/classes, o tigre/tiger.

    Entonces, ¿cómo es posible que les cueste tanto trabajo aprender inglés a los estudiantes latinos que hablan español? Ya cuando llegan a las escuelas del LAUSD, nuestros chamaquillos casi se puede decir que “saben” cientos de miles de palabras en inglés porque conocen esas palabras en español. Ya dominan muchos de los sonidos iniciales de muchísimas palabras del inglés porque son casi los mismos sonidos iniciales de las mismas palabras o de palabras muy parecidas en español a palabras en inglés.

    Aprender a leer en inglés no se les debe hacer difícil a nuestros estudiantes latinos si, desde el principio de la enseñanza, se aprovechan estas semejanzas entre los dos idiomas. Y, sobre todo, si se hace uso de todas las similitudes entre el inglés y el español, nuestros padres y madres y tíos y abuelitos pueden ayudar muchísimo mejor a nuestros estudiantes para que así puedan aprender más rápido.

    Las estadísticas nunca se deben usar para expresar hechos verídicos. Solamente sirven para enfocar problemas. Parecería que ni el LAUSD ni el periódico Los Angeles Times desean remediar estos problemas. Es más fácil culpar, sobre todo si a los que se les echa la culpa carecen del poder para remediar el error.

    Carmen Sánchez Sadek, Ph.D., es consultante de educación y profesora de Foshay Learning Center, LAUSD

  •  


    RETURN to Home Page

     


    For more in-depth information, classroom demonstrations, and "coaching" of new and/or experienced teachers, Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK offers:

    1. Cognitive - Academic Language and Vocabulary Development
    2. Cross Cultural Diversity - Multicultural Strategies
    3. Effective Instruction for English Learners (L.E.P. students) Parts 1, 2, 3, 4
    4. Promoting Academic Success in Language Minority Students
    5. Cognitive - Academic Language and Vocabulary Development
    6. Oral Language / Literacy Skills / Higher Order Thinking Skills
    7. 50/50 Dual Language Programs: design, planning and implementation
    8. The Structure of English / The Structure of Spanish
    9. Transition: Introduction to English Reading

    Web Site Programs for Teachers: Numbers 1, 5, 7, 8, and 9.
    Web Site Programs for
    Paraprofessionals: Number 3.
    Web Site Programs for
    New Teachers:
    Enhanced Cultural Sensitivity - The Challenge of Students Diversity
    Identifying / Responding to Students' Language Needs
    Phonemic Awareness: Teaching English phonics to L.E.P. students
    Relationship Between Reading, Writing and Spelling
    Improving Reading Performance -- Building Oral Language Skills)

    Write and e-mail any additional questions you may have, and Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK will establish with you, your school or district a Technical Assistance Service Contract. Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK will answer all your questions promptly and to your satisfaction.

     

    For information and credentials please click on the link below or contact directly:

    CARMEN SANCHEZ SADEK, Ph.D.

    Educational Consultant, Program Evaluator

    National Board for Professional Teaching Standards, Certification (12/2006)

    3113 Malcolm Avenue, Los Angeles, California 90034-3406

    Phone and Fax: (310) 474-5605

    E-mail:  csssadek@gte.net