ELECCION DE SUPERINTENDENTE ESTATAL DE ESCUELAS:
Ni por éste ni por aquélla

Carmen Sánchez Sadek
Viernes, 01 de noviembre de 2002

Hoy puse en el correo mi boleta electoral, ya que el martes estaré en Carolina del Norte entrenando a los maestros de las secundarias del condado de Duplin.

En muchos casos voté sin dudas y con convicción. En algunos casos tuve que estudiar mucho el asunto antes de tomar mi decisión. Mi voto para superintendente estatal de las Escuelas Públicas me resultó fácil después de informarme muy bien sobre los dos candidatos. Visité sus sitios electrónicos y leí toda la información proveída por ellos. Leí el panfleto para el votante tanto en inglés como en español. Busqué información adicional en la internet. Decidí: ni por uno ni por la otra. 

La posición de superintendente no permite declaración de afiliación política. Un candidato debe ser imparcial, dedicado exclusivamente a trabajar con los padres y las comunidades de todo el estado para que las escuelas obtengan el mejor desarrollo académico posible. El superintendente no le rinde cuentas a nadie excepto a los que votamos.

Hace unos nueve años el superintendente de escuelas públicas del estado, el señor Honig, tuvo que renunciar a su cargo por razones legales. California se encontró con un vacío que había que llenar de súbito sobre todo porque el gobernador de entonces, Pete Wilson, quería nombrar al cargo a una de sus partidarias. Ganó el puesto una veterana política demócrata, la actual superintendente Delaine Eastin, que le abrió el puesto por primera vez a los políticos, sobre todo a aquellos desplazados porque la ley no les permitía un término más.

Desde entonces, lo que no ocurría, sucede ahora todo el tiempo. Antes la posición servía para lanzar una carrera política. Por ejemplo, el superintendente Max Rafferty trató de ocupar el puesto de gobernador de California y de senador o representante en otro estado. El ex superintendente Honig tenía igual inclinación, o por lo menos así se rumoraba antes de su renuncia. Desde la llegada de Eastin, sin embargo, los políticos que no pueden quedarse en Sacramento, tratan de saltar a la Cámara de Representantes o el Senado y de ahí a la posición de superintendente.

Este es el caso del candidato Jack O'Connell. Un demócrata que empezó su carrera como representante hace más de 20 años, luego fue elegido senador estatal y ahora, cuando se le acaba su tiempo como político, quiere quedarse en Sacramento como superintendente. ¿Más de 20 años como político y no pudo hacer nada --o muy poco-- por las escuelas públicas del estado? ¿Más de 20 años como demócrata y ahora va a ser imparcial?

La candidata Kathy Smith, que compite con O'Connell para el puesto de superintendente no se le queda atrás. Su página electrónica abre con una enorme foto del presidente George W. Bush junto a ella y su esposo. La señora Smith, por lo que parece, es una buena republicana con muchos años de voluntaria para el partido. ¿Imparcial? ¡Sólo Dios sabe!

Desafortunadamente ninguno de los dos candidatos entiende los requisitos del puesto que buscan. Los dos quieren imponer sus ideologías en todos los distritos de California. Ninguno acierta a entender que con más de mil distritos escolares diferentes en el estado, no nos hace falta más uniformidad, sino maneras diferentes de alcanzar las metas académicas seleccionadas por cada distrito según las necesidades locales. Ni O'Connell ni Smitch entienden que su trabajo tiene que darse con cada una de las juntas locales de cada distrito, con las comunidades de cada distrito, para que cada distrito pueda, de la mejor manera posible, lograr que sus estudiantes alcancen altos niveles académicos. En un estado tan diverso como California, con distritos escolares de enorme diversidad interna, como el distrito escolar de Los Angeles, no se pueden imponer programas o ideologías talla única.

El superintendente estatal se rige por mandatos estatales y federales. Pero cada distrito tiene que encontrar la manera mejor de cumplir con estos mandatos según los deseos y necesidades locales. La imposición desde lo alto no funciona. Y esa es la labor del superintendente: apoyar la diversidad local, entender las diversas necesidades locales, ayudar a lograr las metas más altas para todos los estudiantes.

¿Por quién voté para la posición de superintendente estatal de las Escuelas Públicas? Ya lo dije, ni por éste ni por aquélla. Ojalá tuviera la oportunidad de votar, como se puede votar en Nevada, por N.O.T.A. (None Of The Above).

Carmen Sánchez Sadek, Ph.D. Consultante de asuntos educativos/Profesora de Foshay Learning Center, LAUSD
Nota de los Servicios de
Cable

 


RETURN to Home Page

 


For more in-depth information, classroom demonstrations, and "coaching" of new and/or experienced teachers, Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK offers:

1. Cognitive - Academic Language and Vocabulary Development
2. Cross Cultural Diversity - Multicultural Strategies
3. Effective Instruction for English Learners (L.E.P. students) Parts 1, 2, 3, 4
4. Promoting Academic Success in Language Minority Students
5. Cognitive - Academic Language and Vocabulary Development
6. Oral Language / Literacy Skills / Higher Order Thinking Skills
7. 50/50 Dual Language Programs: design, planning and implementation
8. The Structure of English / The Structure of Spanish
9. Transition: Introduction to English Reading

Web Site Programs for Teachers: Numbers 1, 5, 7, 8, and 9.
Web Site Programs for
Paraprofessionals: Number 3.
Web Site Programs for
New Teachers:
Enhanced Cultural Sensitivity - The Challenge of Students Diversity
Identifying / Responding to Students' Language Needs
Phonemic Awareness: Teaching English phonics to L.E.P. students
Relationship Between Reading, Writing and Spelling
Improving Reading Performance -- Building Oral Language Skills)

Write and e-mail any additional questions you may have, and Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK will establish with you, your school or district a Technical Assistance Service Contract. Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK will answer all your questions promptly and to your satisfaction.

 

For information and credentials please click on the link below or contact directly:

CARMEN SANCHEZ SADEK, Ph.D.

Educational Consultant, Program Evaluator

National Board for Professional Teaching Standards, Certification (12/2006)

3113 Malcolm Avenue, Los Angeles, California 90034-3406

Phone and Fax: (310) 474-5605

E-mail:  csssadek@gte.net