Los Angeles: Líderes con manos atadas

Carmen Sánchez Sadek
Domingo, 09 de septiembre de 2001

Mis hijos, graduados de las escuelas públicas del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD), tuvieron la enorme suerte de participar por dos años en los programas de verano ofrecidos por el distrito a todos los estudiantes que deseaban asistir. Desafortunadamente, la pérdida de fondos estatales para tales programas a raíz de la aprobación de la Proposición 13 eliminó para siempre todos los programas voluntarios de verano del distrito.

¿Por qué traigo hoy a relucir tales programas? En aquel entonces los maestros y los directores de escuela creaban programas verdaderamente innovativos para los estudiantes que asistían voluntariamente durante el verano. Mi hijo, por ejemplo, participó en un programa donde la lectura se enseñaba mediante canciones populares que a los chicos les encantaban. Así fue como él aprendió a leer en inglés y a cantar muchas canciones, entre ellas aquella bellísima melodía cuyo título hacía referencia a un lazo de color amarillo atado a un viejo roble ("Tie a yellow ribbon `round the old oak tree").  Esta oportunidad de aprender a leer y a cantar se les ofreció a los estudiantes que acababan de completar el primer grado e iban camino del segundo en la escuela Avenida Clover.

Pero no solamente durante el verano se creaban programas innovativos para lograr las metas académicas. Por ejemplo, cuando mi hijo cursaba el séptimo y mi hija el octavo grado, la extraordinaria directora de la escuela secundaria Palms, Ofelia Flores, trabajando bajo las pautas innovativas del Programa de Mejoramiento Escolar y junto con los profesores de este recinto escolar, reorganizó la escuela de modo que los profesores de inglés y estudios sociales trabajaban juntos, ayudando a los estudiantes con la lectura y escritura sobre temas de geografía e historia. Los profesores de matemáticas y ciencias también trabajaban juntos, ayudando a los estudiantes con los cálculos necesarios para entender y realizar estudios científicos.

Durante los años que mis hijos asistieron a la escuela secundaria Hamilton, se establecieron los exámenes requeridos para la graduación. Tales exámenes se tomaban en el décimo grado. Si se pasaban, los estudiantes --habiendo demostrado que ya habían alcanzado todas las metas académicas del lenguaje y las matemáticas-- podían continuar sus estudios en la escuela secundaria hasta graduarse al final del grado 12, o podían matricularse directamente en las universidades y colegios comunitarios continuando así sus estudios avanzados sin necesidad de permanecer en el nivel secundario por dos años más.

En aquel entonces, mi hija tenía mucho interés en la gimnasia rítmica y decidió sólo continuar al nivel secundario parcialmente, tomando los cursos de arte y ayudando en la preparación del Libro Anual de Memorias Escolares en sus clases de inglés. Mi hijo se dedicaba totalmente a la música, participando en la banda (tocaba la trompeta), la cual representaba a todas las escuelas secundarias del distrito en el Desfile de las Rosas y estudiando historia de la música, composición musical y arreglos para la banda.

Nada de esto existe hoy en ningún distrito escolar, mucho menos en el LAUSD. ¿Por qué? Pues una reciente resolución aprobada por los miembros de la Cámara de Representantes y del Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA), del distrito, explica claramente las poderosas razones. El 20 de junio del corriente se aprobó esta resolución:

Orden especial #4: Se propone que el derecho a la libertad de expresión académica guíe todas las negociaciones del UTLA. El sindicato apoya el derecho a la libertad de expresión académica de todos los maestros para que éstos determinen cómo se ha de implementar el currículo estatal y el plan de estudios del LAUSD en cada una de sus clases.

El UTLA rechaza por completo la imposición de programas de instrucción obligatorios, como por ejemplo el programa de lectura Open Court y otros programas similares, que limitan o eliminan el derecho de los maestros para decidir cómo es mejor implementar el currículo estatal y el plan de estudios del LAUSD en cada una de sus clases.

El UTLA también se opone a que impongan horarios que exijan la rapidez de la enseñanza eliminando así las decisiones de los maestros sobre cuándo introducir las materias académicas y violando, por tanto, los principios de la libertad de expresión académica de los maestros.

También se propone que cuando se establezcan estrategias curriculares ya sean parciales o totales, nuevas o ya establecidas pero que necesiten ratificación, afectando así a toda una escuela y a todos los maestros de tal escuela, tales estrategias tienen que recibir dos terceras partes del voto de la facultad de la escuela afectada por tal decisión. Las escuelas pueden escoger tales estrategias de todas las aprobadas por el estado de California.

Cada maestro, sin embargo, retiene el derecho de adaptar tal estrategia seleccionada a las necesidades de sus estudiantes.

El UTLA se opone a la imposición de programas hasta que tales programas demuestren que respetan los derechos de libertad académica mencionados anteriormente.

También se propone que, con la excepción del Programa de Ayuda y Supervisión entre Colegas (PAR), todas las posiciones creadas por el LAUSD de "entrenadores" de lectura, matemáticas u otras materias académicas sean exclusivamente para ayudar a los maestros y no para dirigirlos en el planeamiento de la enseñanza.

Tales entrenadores nunca deben utilizarse por el LAUSD para evaluar a los maestros u otros miembros del UTLA.

Finalmente se propone que se le informe al LAUSD de esta propuesta y de todas sus partes (traducción por la autora).

Pues, ¿qué pasó con esta propuesta? El superintendente del LAUSD, Roy Romer, le escribió al presidente del UTLA, Day Higuchi, que no estaba dispuesto a reunirse con el sindicato y comenzar las negociaciones sobre los puntos de la propuesta, ya que el distrito tenía los siguientes derechos bajo el código de gobierno, sección 3543.2: "... El derecho a determinar las pautas educativas, los objetivos, estándares y programas, incluyendo pero no limitando los programas curriculares, la selección de libros de texto, los aparatos usados en la enseñanza y el suministro de provisiones para tales aparatos; quiénes son admitidos para asistir, las tareas escolares, quiénes pasan de grado, los consejeros de los estudiantes, los exámenes, la integración racial de los estudiantes, la conducta y disciplina de los estudiantes, los servicios de nutrición, transportación y los tipos de actividades provistas además del currículo oficial (traducción de la autora).

¿Qué les queda por hacer o decidir sobre la enseñanza diaria a los líderes escolares que se enfrentan día tras día en sus clases con los estudiantes; o sea, a los maestros y los directores de escuela?

Callarse, echar su profesionalismo por la ventana y tratar de realizar su trabajo con sus manos atadas a la espalda.

Carmen Sánchez Sadek, Ph.D., es consultora de educación y evaluadora de programas académicos.

 


RETURN to Home Page

 


For more in-depth information, classroom demonstrations, and "coaching" of new and/or experienced teachers, Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK offers:

1. Cognitive - Academic Language and Vocabulary Development
2. Cross Cultural Diversity - Multicultural Strategies
3. Effective Instruction for English Learners (L.E.P. students) Parts 1, 2, 3, 4
4. Promoting Academic Success in Language Minority Students
5. Cognitive - Academic Language and Vocabulary Development
6. Oral Language / Literacy Skills / Higher Order Thinking Skills
7. 50/50 Dual Language Programs: design, planning and implementation
8. The Structure of English / The Structure of Spanish
9. Transition: Introduction to English Reading

Web Site Programs for Teachers: Numbers 1, 5, 7, 8, and 9.
Web Site Programs for
Paraprofessionals: Number 3.
Web Site Programs for
New Teachers:
Enhanced Cultural Sensitivity - The Challenge of Students Diversity
Identifying / Responding to Students' Language Needs
Phonemic Awareness: Teaching English phonics to L.E.P. students
Relationship Between Reading, Writing and Spelling
Improving Reading Performance -- Building Oral Language Skills)

Write and e-mail any additional questions you may have, and Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK will establish with you, your school or district a Technical Assistance Service Contract. Dr. CARMEN SANCHEZ SADEK will answer all your questions promptly and to your satisfaction.

 

For information and credentials please click on the link below or contact directly:

CARMEN SANCHEZ SADEK, Ph.D.

Educational Consultant, Program Evaluator

National Board for Professional Teaching Standards, Certification (12/2006)

3113 Malcolm Avenue, Los Angeles, California 90034-3406

Phone and Fax: (310) 474-5605

E-mail:  csssadek@gte.net